fbpx

La biología del espíritu

Oración a la Gran Diosa

Oh! Gran Diosa.

La de luz dorada.

Belleza pura.

Deleite magnético.

Diosa alquímica que transformas lo moribundo en vital, lo seco en húmedo, lo estéril en fecundo, la ceniza en fuego. Sacerdotisa del amor.

Manantial de ojos en el que me sumerjo profundo disolviendo mi forma.

Venus que enciendes la pasión en los seres.

Que llevas el duende a los artistas, devoción a los devotos, brillo a los ojos, expansión a los corazones, hermosura a todo.

Gracias por manifestarte en nosotras.

Gracias por dar a lo femenino esa puerta donde las palabras se transforman en medicina, la miradas en hogares, el contacto en éxtasis. Bendigo tu presencia en mi cuerpo, en mi mente y en mi alma y deseo que todas mis hermanas beban de tu fuente.

Que tu poderosa energía sea siempre utilizada con sabiduría.

Permite que las otras diosas ejerzan sus roles a cabalidad para así neutralizar tu arrebatadora presencia.

Que ninguna de nosotras sea víctima del drama evocado por tu cegadora pasión.

Que el goce por la sensualidad que tú nos das nunca desemboque en conflictos (embarazos no deseados, abortos, enfermedades, bajas pasiones, sufrimiento). Enséñanos a hacer buen uso de ti para que nunca sembremos dolor en tu nombre.

Visita los matrimonios y enciéndelos de erotismo, que las casadas viertan tu luz regeneradora sobre sus maridos.

Visita a las viudas y devuélveles el entusiasmo y que tu fuerza transforme su dolor en amor.

Visita a las divorciadas para que su proceso sea pacífico y transformador y que ninguna sienta que tú le faltas.

Visita a las ancianas para que tu luz dorada brille a través de sus pieles y se enamoren otra vez, cual quinceañeras; a las inseguras para que experimenten tu poder y a las poderosas para que se disuelvan en él.

Que todos los hombres te conozcan para su deleite y elevación espiritual y que ninguno te condene por miedo a la emoción que tú evocas.

Libera nuestros bloqueos.

Llévate la ilusión de nuestras culpas.

Que en tu humedad se disuelvan las trampas de nuestros egos.

Enaltece nuestra danza.

Inunda los corazones de los artistas.

Despliega nuestra creatividad amorosa.

Permítenos celebrarte en cada manifestación.

Enséñanos a decir que no, a decir que sí, a responsabilizarnos por las acciones que tú inspiras en nosotras y a hacer sabio uso de tu infinito poder.

Que todas las lecciones dolorosas, que mis hermanas o yo hayamos vivido, canalicen tu brío hacia expresiones cada vez más elevadas.

Haznos envejecer con la vitalidad de quien se ha enamorado de la vida, o de sí mismo.

Que tu magnetismo se mantenga en continua renovación para vivir la vida con encanto.

Afina nuestros sentidos para que esta experiencia terrenal sea llevada al cielo con nitidez.

Que tu presencia, en vez de confundirnos nos llene de claridad.

Que tu luz no ciegue sino descubra, no confunda sino aclare.

Sé mi honorable pasajera, déjate conducir y despliega tu fuerza allí donde el compromiso se abre espacio.

Déjate encauzar y desbócate en el momento preciso de la conexión divina.

 

Si quieres leer más sobre mi visión de los arquetipos femeninos puedes ir a esta entrada: https://labiologiadelespiritu.com/la-prostituta-sagrada/

 

Si estás explorando tu relación con el placer te recomiendo este libro: Nacidas para el placer de Mireia Darder

https://www.amazon.es/Nacidas-Para-El-Placer-Delicatessen/dp/849391729X/ref=sr_1_1?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&crid=3OWFVV01S4ONM&keywords=nacidas+para+el+placer&qid=1647521360&sprefix=nacidas+para+el+placer+%2Caps%2C69&sr=8-1

1 comentario en «Oración a la Gran Diosa»

Deja un comentario